Los rellenos faciales están compuestos de ácido hialurónico, una sustancia que se encuentra normalmente en la piel. Existen actualmente distintos tipos de ácido hialurónico variando en el tamaño de la molécula y cada uno de ellos posee una función específica. Por medio de esta sustancia es posible aumentar volumen en algunas zonas asi como disminuir algunas arrugas causadas por la expresión y surcos profundos como los que se observan junto a la boca.

La duración del relleno facial varia de persona a persona, sin embrago usualmente se consigue un efecto que perdura entre 10 a 13 meses.

Otro relleno facial es la hidroxiaptita de calcio, esta es una sustancia que permite dar volumen a zonas como el mentón y los pómulos.

Aplicaciones del acido hialuronico:

- Aumento de labios

- Disminución de surcos 

- Disminución de arrugas faciales

- Aumento de pómulos

- Algunas depresiones de la piel